Peeling


El peeling es un proceso de descamación o exfoliación llevada a cabo mediante la utilización de sustancias químicas sobre la piel para renovar sus capas (eliminando células muertas) y poder así eliminar imperfecciones y favorecer un color uniforme.

Mejora la apariencia de líneas finas y arrugas, y le da nueva vida a la piel dañada por factores externos como rayos ultravioletas, polvo y los cambios abruptos de temperatura; también influyen los factores emocionales como la tensión.

Se puede aplicar en toda la superficie que posea piel en el cuerpo, siendo el lugar más común, el rostro, siguiendo luego la espalda, cuello, brazos, manos, axilas y entrepiernas.

Este procedimiento puede asociarse a la dermoabrasión con puntas de diamante para que el tratamiento sea mas profundo.

acne4

Se Aplica para mejorar

  • Secuelas de acne
  • Fotodaño
  • Manchas
  • Arrugas
  • Mantenimiento y rejuvenecimiento de la piel
  • En la colocación se aplican ácidos con diversos niveles de pH y/o concentración, factores que permiten diferentes niveles de profundidad al descamar la piel, según el efecto que el médico quiera lograr. Para ello se evaluará el fototipo de la piel (morena, blanca, muy oscura, etc.) y la necesidad del paciente. Una vez efectuadas estas consideraciones, el especialista toma una decisión de la sustancia a aplicar y la frecuencia con que se realizarán los peelings.
    Los efectos del peeling son bastante duraderos aunque se recomienda hacer sesiones periódicamente.

    Ventajas que proporciona el peeling

    • Rejuvenecimiento.
    • Aclaración de la piel.
    • Cierre de poros.
    • Luminosidad
    • Disminución o desaparición de cuadros acnéicos.
    • Tersura en la piel.
    • Disminución o eliminación de queloides, arrugas, cicatrices y manchas.
    • Reactivación del ciclo de recambio celular dérmico y epidérmico.
    • Hidratación.
    • Disminución del grosor de la capa córnea.
    • Reactivación del proceso circulatorio.
    • Reestructuración de las fibras colágenas y elásticas para lograr el efecto “lifting”.

    El peeling consigue una disminución de las arrugas, una piel rejuvenecida y bien hidratada, con una secreción correcta de grasa y una buena consistencia y luminosidad.